domingo, 11 de enero de 2009

Una pausa...el recorrido...

Antes de seguir con la reseña de las bodegas que visité en el tour organizado por Juan Vicente Zerpa junto a la Academia Venezolana de Sommeliers, voy a hacer una pausa para explicarles en principio como fué el recorrido exactamente, esto los ayudará a no perderse entre post y post.

Llegamos a Madrid bastante temprano, ese día fué libre y para los que no conocíamos la ciudad la tratamos de aprovechar al máximo, dormimos allí para salir al otro día hacia Valladolid, recorrimos esta ciudad la cual me pareció lindísima, un poco seria pero llena de una arquitectura espectacular, muy limpia y sobria, como anécdota y para tener una idea de como son las personas allá cruzamos una calle sin que estuviera encendida la señal de paso peatonal y una pareja que venia en un carro a unos cuantos metros se nos quedaron viendo como que si hubiésemos matado a alguien...por supuesto muy venezolanos como somos nos pareció antipático..pero tenían toda la razón...

Al otro día nos tocaba salir hacia la Ribera del Duero rumbo a visitar nuestras primeras bodegas, llegamos a Vega Sicilia muy puntuales y estuvimos un poco mas de dos horas haciendo ese recorrido maravilloso que luego reseñaré, de allí brincamos hacia la bodega Pesquera, no podía creer que en un día había estado y probado los vinos de dos de las bodegas mas importantes de España, ya cansados tomamos el autobús que fué nuestra casa por esa semana y nos dirigimos hacia San Sebastián para pasar la noche, llegamos muy tarde y lamentablemente en mi caso no pude disfrutar de la maravillosa noche de tapas que esta ciudad ofrece y por la que es tan famosa.

Chateau D'Yquem


Como soldados pero no de plomo sino de carne y hueso nos fuimos bien temprano rumbo a Francia, específicamente a la ciudad de Burdeos no sin antes tener la dicha de conocer dos de las bodegas mas importantes del mundo como lo son Chateau D'Yquem en la región de Sauternes y Chateau Cheval Blanc ubicada en Saint Emilion, nunca había estado en Francia y ni en mis sueños mas remotos ubicaba el poder conocerla a través de una experiencia tan maravillosa como lo fué probar estos caldos en origen.





Burdeos


Luego de tanta excitación finalmente llegamos a la ciudad de Burdeos, no me la imaginaba así, tan suprema, la pensaba como un pueblo bonito, ordenado y limpio como cualquier ciudad de Europa pero cuan equivocada estaba; si hubiese sido por mi no hubiera dormido esa noche solamente caminando por sus calles de piedra, pasamos dos noches allí, al día siguiente era la feria Vinitech y lamentablemente ya el clima había hecho estragos en mi persona, tenia un principio de gripe y el día había amanecido muy lluvioso, no pude ir, preferí recuperarme porque todavía faltaba camino por recorrer.

Al día siguiente ya recuperada agarramos camino de vuelta a España con destino a la Rioja, aprovechamos el día e hicimos una parada estratégica en San Sebastián, no habíamos aprovechado esta ciudad en el día así que nos llevaron a un mirador bellísimo donde tuvimos la suerte de contar con un hermoso paisaje, la playa a lo lejos y el viento en nuestras caras nos dió mucho ánimo para continuar nuestro ya cansón viaje.


San Sebastián


Llegamos ya casi al atardecer a la Rioja, la bodega a visitar era Cune Viña Real, nos impresionó el modernismo utilizado en ella todo en el marco de una enorme arquitectura en forma de barrica donde lo mas sobresaliente fué el método de elaboración de éstos vinos, pasamos la noche en Logroño y al otro día visitamos otra bodega de Cune ya muy tradicional pero no menos impresionante que la anterior, la modernidad de la primera junto con la tradición de la segunda la reseñaré en su momento.



La Rioja


De allí partimos hacia la denominación de origen Rueda, famosa por sus vinos blancos específicamente los hechos de la variedad verdejo, aunque también encontramos algunas sorpresas; las bodegas visitadas fueron Antaño e Yllera, excelente selección de María Isabel Mijares quien nos guió de corazón para conocer lo mas representativo de ésta y cada una de las regiones que visitamos.


Rueda


Camino a Madrid nuevamente ya el viaje llegaba a su final, por lo menos el tour programado, pasamos una ultima noche en grupo y luego todos partieron de regreso a Venezuela quedándonos Gustavo y yo una noche mas en la capital de España, compartiendo con María Isabel para luego aventurarnos hacia París nosotros dos para vivir esa experiencia exquisita que fué estar en una ciudad divina, anhelada y llena de cultura.



París


El viaje estuvo demasiado bien organizado, creo que lo único que cambiaria es el visitar tantas bodegas en tan pocos días, son muy puntuales en Europa y nos costó mucha angustia llegar de un lado a otro en poco tiempo, una bodega en la mañana y una en la tarde es menos estresante pero gracias a Dios todo valió la pena, siempre llegamos a tiempo y a pesar del cansancio aproveché al máximo esta experiencia.


Por supuesto debo agradecer a Juan Vicente por haberme tenido en cuenta para ser parte del grupo, por su paciencia al organizar éste viaje y la que me tuvo por llenarlo de preguntas y llamadas, a la Academia por ese enlace con María Isabel Mijares que ya lleva años y que la ha convertido en una gran amiga y defensora de los sommeliers en Venezuela, a Mariano nuestro guia, hermano de María Isabel quien así como ella es una eminencia en vinos Mariano lo es en dar recorridos culturales, tanto conocimiento en una persona parece imposible pero lo vivimos, cómo nos hizo falta a Gustavo y a mi en París, sus clases de historia, arquitectura, y cultura en general no tienen precio, me hizo darme cuenta de que necesito una grabadora porque era demasiada información y lamentablemente no la pude copiar toda, también su paciencia estuvo a prueba en todo momento, lidiar con un poco de venezolanos impuntuales por naturaleza creo que le saco canas verdes pero las supo llevar muy bien...será hasta la próxima!!!


viernes, 2 de enero de 2009

Pesquera de Alejandro Fernandez...fotos y algo nuevo...


Yo en la sala de barricas de Pesquera



El Sr. Fernandez sirviendo su vino...

video

La publicación de mi primer video...

Pesquera y Alejandro Fernandez...


La entrada

La primera bodega de vinos que voy a reseñar nos lleva a España donde comenzó nuestra travesía, en la región de Ribera del Duero encontramos uno de sus vinos mas importantes el nombre: Tinto Pesquera, no es muy conocido aquí ya que no tiene importador (por lo menos legal), pero si sé que llega mucho en manos de maletas con rumbo fijo hacia el paladar de los más exigentes catadores.

El Sr. Alejandro Fernandez y yo..

Para comenzar a hablar de la bodega Pesquera hay que primero conocer a su dueño, Alejandro Fernandez, su inspiración y obligada referencia en esta zona donde el fué pionero en tantas cosas, una de ellos el cultivo en espaldera y lo mas importante: ser un creyente e idealista fiel quien no descansó hasta conseguir su objetivo que fué el regalarnos uno de los vinos de mejor calidad de la DO Ribera del Duero.

Tuvimos la fortuna de que este señor estuviera en la bodega ese día y nos regalara su carisma, buen humor y sencillez, insólito pensar que sea el patriarca de todo eso y tan accesible al público.

Los viñedos de Pesquera poseen 200 hectáreas de extensión de la variedad Tempranillo y es bien conocido que el Sr Alejandro Fernandez es un maestro a la hora de trabajarla.

Los vinos que se dan son todos tintos, las edades de las plantas oscilan entre los 15 y 30 años lo que ya permite darle la seriedad e intensidad que reflejan estos caldos, en el proceso de fermentación no se utilizan levaduras artificiales así que el proceso es muy natural desde el principio.

La linea de vinos de Pesquera es la siguiente:

Tinto Pesquera

Pesquera Reserva

Pesquera Gran Reserva

Pesquera Millenium Reserva y

Pesquera Janus Gran Reserva

Del mismo grupo Pesquera también se encuentra en Castilla y León el vino de la tierra como dice su calificación: Dehesa La Granja, otro sueño logrado por éste señor en donde con 800 hectareas en terrenos diversos de tempranillo también deleita a sus fans.

Como anécdota puedo contar que cuando íbamos en el avión donde te sirven unas botellitas de vino si lo pides con la comida, uno de los sobrecargos de quién me había hecho amiga y a quién le había dicho que eramos un grupo de sommeliers de Venezuela, amablemente se acercó a mi con una botella de La Granja como obsequio de parte de la Aerolínea, además traía consigo unas copas de vidrio para vino como las que se usan en las catas, gran cambio del vaso de plástico en el que degustábamos las botellitas de vino. Los venezolanos siempre andamos abriendo puertas en nuestro camino...fue muy gratificante..

Donde todo empezó...


Ya más moderno las botellas en descanso...



La presentación de las botellas

jueves, 1 de enero de 2009

El mejor pollo lo hace mi mamá...

Es costumbre en mi casa que la cena del 24 sea muy tradicional y la del 31 no tanto, para despedir el año 2008 comenzamos en mi casa con la discusión de siempre ¿Será que vamos a algún restaurante o cenamos en la casa?, siempre mi mamá quiere salir pero nunca nos planificamos y cuando llega el momento obvio que la plata ya no alcanza para ir todos a una súper cena de fin de año.
Ya con los regalos comprados y entregados, los gastos del 24 y un sin fin de etc que pasan en diciembre incluyendo mi viaje a Europa que me dejó satisfecha pero desbancada, decidimos quedarnos en la casa...de todos modos siempre mi mamá nos obsequia un banquete mejor que el de cualquier restaurante.
Siguiendo la tradición el menú no fué tan tradicional salvo un cordero que preparó mi mamá al horno que le quedó delicioso, mi hermana mayor decía que ni en Casa Cortés se había comido uno así...y no exageraba, quedó muy suave y jugoso...
Lo que sorprendió a todos fué el pollo, mi mamá quería hacer algo diferente y como buena cocinera que es la imaginación la llevó a rellenarlo con hongos y manzanas verdes y amarillas, quedó exquisito, imagino que deben haber recetas parecidas pero en éste caso fué algo original y diferente...nos dejó encantados..., como todos los años la mejor hallaca es la de la casa de uno pero en éste fin del 2008..el mejor pollo lo hizo mi mamá...
El acompañamiento fueron pepitas colombianas salteadas con ajo y perejil y plátano horneado con canela.
Brindamos con Nieto Senetiner extra brut y brut nature y recibimos el año con cava Freixenet Cordon Negro, la comida la acompañamos con Casa Silva cabernet suvignon reserva...Dios ya quiero que venga el otro diciembre...

La mesa servida

El menú


La autora

Mejor que Le Gourmet

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails