viernes, 25 de enero de 2008

Buena excusa para reunirnos

Nota tomada del blog de Maya Garcia



RIBERA DEL DUERO
Vinos con la personalidad de su terruño

Este sábado comenzamos con una iniciativa que tuvimos la Vanessa Barradas y yo de reunirnos para hacer catas con otros sommeliers y algunos invitados. Son catas pequeñas concentradas en temas como cepas y regiones vitivinícolas.
Esta iniciativa nos da la oportunidad de catar profesionalmente, compartir nuestras impresiones, repasar nuestros conocimientos y compartirlos con los compañeros de la profesión, además de poder pasar una tarde agradable con amigos en torno al vino…
Esta primera vez decidimos centrar la cata en algunos exponentes de la D.O Ribera del Duero.
Tres vinos fueron catados esta fresca tarde de fin de semana caraqueño, en un jardín cerca del Ávila… rodeados de cantos de pájaros empezamos nuestra primera tarde de catas.

Ribera del Duero se encuentra en una región entres las ciudades de Valladolid, Burgos, Soria y Madrid. Allí se producen muchos de los mejores vinos del país y también muchos de los mas costosos. Los mejores vinos de la zona se elaboran a alturas desde los 750 y 900 metros sobre el nivel del mar en las inmediaciones del Río Duero que recorre toda la región y llega a Portugal. En esta D.O están ubicadas las Bodegas de los tres vinos que catamos esta vez.
El clima varia entre días calurosos por la aridez de la zona y noches muy frescas gracias a la altitud, esto es de gran importancia para la sanidad y maduración de las uvas. Las variedades cultivadas en la zona son tempranillo que ocupa el 85% de las tierras cultivadas (llamada allí tinta fina o tinta del país), y en menor cantidad: cabernet sauvignon, malbec, merlot y garnacha.

En España la tempranillo es la uva de casi todos los mejores tintos. Posee un sabor exuberante; el roble nuevo le va muy bien, crece cómodamente en climas calidos y produce desde vinos jóvenes ligeros hasta caldos mas viejos envejecidos en roble. Y siempre sabe a tempranillo. Muchos de los vinos se venden como jóvenes, los Crianzas y los Reservas envejecen durante un año en roble, y los Gran Reserva, dos años. Los Reservas y los Gran Reservas deben pasar por un envejecimiento adicional en botella antes de su comercialización. Estos vinos deben ser elaborados al menos con el 75% de tempranillo.

Las impresiones que compartimos al final de la cata fueron muy interesantes, los tres vinos tenían una estilo distinto; empezamos por la personalidad recia del Mibal, pasamos por la elegancia y feminidad del Valduero y terminamos con el carácter masculino y seductor del Montevannos… pero a pesar de esto hubo uno hilo conductor en la cata, los aportes de la tierra de un tempranillo cultivado en la Ribera del Duero están presentes con notas de cuero, jugo de carne, aromas animales que sostienen la intensa fruta y deliciosos taninos del tempranillo español.

Mibal, Bodega Hornillos Ballesteros, Tempranillo, Ribera del Duero, España, 2003,

Intenso color rubí con delgadas lagrimas que pintan la copa.
En nariz bayas de bosque, grosellas maduras con un fondo muy sutil de tabaco y jugo de carne. Se siente los aportes aromáticos de la fermentación maloláctica.
La entrada en boca es redonda con taninos marcados de mediana permanencia. Muy equilibrado.
Muy buena armonía entre nariz y boca.
Retrogusto con recuerdos de aromas animales como el cuero.
Su tiempo de guarda podría ser de dos a tres años.
Todos concordamos que es un vino para disfrutarlo con amigos queridos, Vanessa lo acompañaría con una punta trasera en el Alazán. Yo como no puedo resistir la idea de viajar me gustaría disfrutarlo en un bar de tapas en España acompañado con unas chistorras. Yaritza sugirió una armonía que a los demás nos pareció atrevida: rollos de jamón serrano y queso azul… al terminar nuestra cata aprovechamos que teníamos los dos manjares en casa… probamos la propuesta que resulto sumamente acertada!

Valduero Crianza, Bodega Valduero, Tinta Fina, Ribera del Duero, España, 2003. (15 meses en barrica y 12 en botella antes de salir al mercado).

Color granate limpio y brillante con ribetes teja, de lagrimas definidas.
Bouquet placentero de mermelada de cerezas, especias, con un fondo de flores y recuerdos de bosque húmedo. La fruta es potente y es sostenida por los aromas elegantes de la crianza en barrica.
Taninos firmes y a la vez sedosos, equilibrio perfecto, gran persistencia.
El recuerdo de la crianza queda presente con un fondo perfumado y elegante.
Vino muy educado, muy caballero.
Vino para dos!... Si, esa fue nuestra conclusión sobre este vino, es romántico e intimista… casi todos quisimos disfrutarlo en una cena especial para dos… Vanessa se transporto mentalmente a la Gran Sabana maravillosamente acompañado gracias a su imaginación con un Cochinillo de Casa Cortez. A mi me encantaría disfrutarlo en una cena para dos en un restaurante con la vista nocturna de una gran ciudad. No nos pusimos de acuerdo en el tema de la guarda pero lo que si es seguro es que en dos años ganaría mas de su encantadora elegancia.

Montevannos Reserva, Bodega Montevannos, 95% Tempranillo y 5% Merlot, Ribera del Duero, España, 2000.

Rojo granate intenso con ribetes naranja, de lagrimas firmes y definidas.
A copa quieta es muy mineral y terreo con notas de grafito.
Este vino necesita airearse para expresarse. En la copa sus aromas evolucionan y nos presentan una gama de frutos rojos confitados que juegan con notas de cuero, nuez moscada y vainilla. La entrada es regia, tiene fuerza en boca… equilibrado, persistente, sedoso y aterciopelado. Se torna mas intenso y perfumado en cada sorbo.Vino de gran calidad muy bien elaborado, muy serio!. Expresa la tipicidad de su origen. A Rafael le encantaría disfrutarlo en su región de origen con un plato de cacería. A mi me transporto a un Restaurant ubicado debajo de uno de los puentes que cruza el río Moldava en Praga, a orillas de este río se encuentra un pequeño lugar con mesas al aire libre rodeado de velas y antorchas donde me comí un pato al horno.



2 comentarios:

Alan dijo...

Increíble la manera en la que describen cada vino. He tenido el gusto de probar uno de ellos (Valduero Crianza), muy acertada la descripción. Sólo espero poder probar los otros dos!

Alan Beltrami.

Vanessa Barradas dijo...

Hola Alan, gracias por visitarnos y dejar tu comentario, siempre estamos realizando estas catas con la idea de acercar a las personas al mundo del vino de una manera sencilla...

Lo que se siente de un vino es lo que es...saludos...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails