lunes, 9 de febrero de 2009

Recorriendo la Mitología griega a través del vino: Grupo Yllera

La fachada

El grupo junto al Dueño de la bodega

Visitar la Denominación de Origen Rueda y no pasar por Bodegas Yllera es simplemente impensable una vez que la conoces.

Este grupo elaborador de vinos de calidad en zonas como la DO Ribera del Duero, los vinos de la Tierra de Castilla y León, sus tintos de la DO Toro y sus blancos en la DO Rueda junto con proyectos en la DOC Rioja y hacia otras latitudes como Argentina, ha consolidado su nombre a lo largo de seis generaciones, no solo por sus bien logrados productos sino por la manera de darlos a conocer.

Entrando al tunel


Con bodegas subterráneas a más de 20 metros de profundidad pasear entre sus paredes de piedra llenas de vinos guardados en las mejores condiciones y rodeados de mitos y leyendas, la visita a este sitio mágico se convierte en una puerta que abre la imaginación y estimula todos los sentidos.

Al grupo de bodegas subterráneas que se entrelazan entre si se les ha denominado “El hilo de Ariadna” y lo que se busca es recrear el Mito del Minotauro relacionando cada personaje o pasaje con un vino producido por el Grupo Yllera.

Son diez salas entre las que se encuentran:



Sala Creta La enseñanza: Vendría siendo una introducción a la travesía que comienza

Sala el Mediterráneo: Porque en sus aguas hay un sinfín de historias maravillosas, es el perfecto escenario para los vinos espumantes.

Sala las Doncellas: Las doncellas y los jóvenes sacrificados en manos del minotauro como ofrenda de paz al rey Minos, con su pureza y juventud recuerdan al vino blanco por supuesto hecho de uva Verdejo característica de la DO Rueda.

Sala Ícaro: Ícaro quien desobedeció a su padre Dedalo al volar muy alto y derretir la cera que armaba sus alas; en lo que se suponía era un plan para escapar del túnel y encontrar la libertad, inspira la línea de vinos rosados, al igual que él estos vinos son apasionados e impulsivos.

Sala Ariadna: Hermosa e inocente, víctima del desamor y la ingratitud Ariadna inspira la línea de vinos tintos jóvenes que solo recuerdan su ilusión y optimismo al tener una fé ciega en el primer hombre que amó y quien luego la traicionó: Teseo. En el futuro ella se volvería a enamorar de Dionisios, el Dios del vino.

Las restantes salas: Dedalo, Teseo, Minotauro, Naxos y Dionisios continúan la magia del mito y la leyenda, representando diferentes caldos dignos de ser catados y disfrutados a plenitud.

Así como su empeño en crear un sitio lleno de magia para deleite de cualquier persona apasionada del vino, el Grupo Yllera es también cuidadoso con el medio ambiente partiendo de la premisa de que “No hay buen vino que no respete la naturaleza” ellos procuran que haya un equilibrio perfecto entre el proceso de elaboración de sus vinos y el cuidado que se le debe dar a la naturaleza, preservando así la calidad de ambos por un largo tiempo.

Este viaje infinito es una muestra más de que el vino es un ser vivo, que inspira y abre diversos sentimientos, desde el amor al odio hasta el romanticismo y la tragedia. El vino siempre será en resumen un estilo de vida para quien lo sepa respetar.



2 comentarios:

Gabriel dijo...

Si en cada sala de esas te tomas una copa sales completamente borracho. Y uno la puede dejar o te la sirven a juro y si no te la tomas es un desprecio.

Vanessa Barradas dijo...

Nada que ver...no fuimos tomando de sala en sala...la degustacion fue al final solo que cada vino simbolicamente representaba una parada del recorrido...era mas bien una inspiracion..

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails