jueves, 4 de junio de 2009

Dejando huellas...

Ultimamente por una u otra cosa ha salido el tema de ¿Qué significa asesorar un restaurante?, yo solo puedo hablar de mi experiencia pero cada vez me doy cuenta de que lo que comenzó como algo fácil, día a día es todo un reto.

Recuerdo que mis primeros cursos para personal los dí en La Tabernita Escondida que queda en el CCCT, la gente me decia que estaba loca, que eso era una tasca, pero cada hora que le dedicaba era muy gratificante y de verdad hicimos un excelente equipo el personal de sala y yo, no se como están ahora pero en aquel entonces me sentí orgullosa de mis primeros alumnos.

El problema comienza cuando gente que te conoce visita los sitios por donde has pasado y te dicen sus críticas, la mayoría constructivas pero te das cuenta de que lo que comenzaste a hacer no termina como lo habias planificado, en mi caso..no terminan como yo lo habia soñado.

En mi experiencia un sommelier que asesora debe adaptarse a su cliente, conocer el presupuesto del que dispone y tratar a ese restaurante como si fuera suyo, debe hacer el enlace entre las importadoras y el mismo cuando se trata de una carta de vinos nueva y formar parte de todos los detalles que rodean los productos como el lugar donde se guardaran, las copas adecuadas, el servicio, el inventario inicial y hasta la sugerencia de los precios.

Nadie me dió un curso sobre como asesorar así que yo también aprendo cada día, solo utilizo la experiencia junto al sentido común y la lógica de las cosas, yo me entiendo a mi misma, pero a veces entender a los dueños es frustrante.

Cada vez siento que soy más estricta ya que es mi nombre el que está en juego, pero al final es poco lo que puedes hacer si cambian todo a última hora o se quedan las cosas en el olvido.

Pueden existir 10 restaurantes que terminen haciendo todo lo contrario de lo que uno recomienda y por lo que a uno le pagan, pero con uno solo que te siga los pasos yo soy feliz y me da ánimo de seguir en este camino.

Esta nota es solo de reflexión para todas aquellas personas que juzgan sin razón ni conocimiento de las situaciones, el mundo del vino sigue siendo nuevo y gracias a dios hay muchas personas que se dejan asesorar en todo el sentido de la palabra, pero falta mucho para despejar el camino, falta mucho por aprender y por poner en práctica, la intención siempre es la de dar lo mejor de uno mismo y dejar la huella que tanto hace falta...apenas estamos gateando...por ahora solo hay que reconocer los esfuerzos...

4 comentarios:

Isabella Salcedo dijo...

Hola Vanessa no te conozco personalmente pero te he visto en varios eventos. Tu das clases en la escuela de sommeliers? como hago para inscribirme? Otra cosa de todo este mundo del vino que opinas tu de los vinos venezolanos? vale la pena que los incluyas en los rest. que asesoras?

Isabella dijo...

que opinas de los vinos de nuestra tierra

Vanessa Barradas dijo...

Hola Isabella, gracias por escribir, en cuanto a tu pregunta sobre la Academia, no doy clases alli, doy cursos de iniciacion al mundo del vino..para hacer el curso de sommelier debes contactar a Dayana Medina, busca en mi blog el link de AMAVI o EL SOMMELIET VENEZOLANO, alli sale toda la informacion.

En cuanto a nuestros productos, los espumantes son riquisimos y 100% recomendados por mi...

antociano dijo...

Hola Vanessa,
Siendo pionera de los sommeliers en Venezuela sabes que tambien se estan abriendo caminos en el interes de los restaurantes por ofrecer un mejor servicio y una mejor oferta de etiquetas, para algunos de ellos puede ser una moda y para otros una obligacion de supervivencia.
Lo cierto es que en todo camino que se inicia tiene su lado buen y su lado malo.
El bueno es todo lo que se aprende y el privilegio y prestigio de ser precursor.
El malo es que se pueden cometer muchos errores de todas las partes, pero igual es un aprendizaje por lo que al final no es algo tan malo.
Saludos,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails